Confinamiento: manual para padres

Debido a las medidas tomadas para frenar la pandemia del COVID-19, los colegios han cerrado y muchas familias enteras están confinadas en casa. Es probable que puedan surgir dudas sobre qué hacer con los hijos, cómo tratar el tema y cómo responder ante las principales emociones que pueden darse en estos momentos (miedos, preocupaciones, enfados y rabia).

CLAVES para afrontar la situación y asegurar el bienestar de los/as hijos/as:
  • Explica la situación con un lenguaje adaptado a su edad.
  • La percepción y la reacción que tengáis ante la pandemia y el confinamiento, va a influir muchísimo en cómo vuestros/as hijos/as van a vivir la situación. Aceptar y adaptarse a la situación lo más rápidamente posible, va a hacer que sea mucho más fácil para ellos/as.
  • Limitar el tiempo de exposición a noticias sobre el tema. No estar todo el día escuchando o hablando sobre ello. Reducir a 1 vez al día o 2 como mucho y siempre información de fuentes oficiales.
  • Crea rutinas y hábitos claros adaptados a la edad, sobre todo en cuanto a tareas escolares y ayuda en casa.
  • No todo son obligaciones, también deja tiempo para actividades agradables en familia, momentos de diversión, juego, actividad física…
  • Evita estar todo el rato pendiente de tu hijo/a controlando todo lo que hace.
  • Deja espacio para que tenga sus momentos de intimidad (según la edad, sobre todo adolescentes), para que pueda hacer videollamadas con sus amigos/as, por ejemplo.
¿Qué hacer ante enfados o rabietas?

En estos momentos, es posible que nuestros/as hijos/as estén más nerviosos y se descontrolen o se enfaden más fácilmente.

-Dale espacio para expresar la rabia y el enfado. Podemos decirle, por ejemplo: “Entiendo que estés enfadado, cuando acabes, podremos jugar”. Y no prestar más atención.

Siempre que no llegue a la agresión. Si le damos el espacio para que lo saque, es más fácil que no vaya a más. Si lo intentamos controlar y reprimir constantemente, acabará explotando y es más probable que haya más agresividad.

¿Qué hacer si tu hijo/a muestra miedo o preocupación?

Es posible que nuestros/as hijos/as verbalicen o expresen miedos respecto a la enfermedad, la muerte, los abuelos…

Permitir la emoción y dejarles espacio para que la exterioricen. También podemos decirles que escriban o dibujen sobre ello.

Ayudar a los/as hijos/as a aceptar esta incertidumbre, evitar dar respuestas absolutas, ya que ahora mismo no las tenemos. No sabemos qué va a pasar y cuándo va a acabar, pero pasará.

“Se mide la inteligencia de un individuo por la cantidad de incertidumbres que es capaz de soportar”. Kant

Validar la emoción. Es normal tener miedo y ciertas preocupaciones dadas las circunstancias. Intentar evitar o negar la emoción podría hacerles sentir peor. Además, enseñando a tus hijos/as a hacer frente al miedo y la incertidumbre, lo haces fuerte.

“Sólo quién ha tenido miedo puede ser valiente, lo demás es únicamente inconsciencia”. Giorgio Nardone

Los síntomas de los niños/as y adolescentes que previamente tenían ansiedad o algún otro problema psicológico podrían empeorar en esta situación. De la misma forma, los conflictos existentes dentro de las familias antes del confinamiento, podrían verse agravados. En estos casos, es aconsejable el asesoramiento de un profesional.

Si quieres saber más sobre Terapia Online, haz click en el siguiente enlace:

Psicoterapia online en tiempos de COVID-19

 


 

La información de este post está recogida en la siguiente noticia:
Diario de Mallorca alemán

 

 

 

 

Related Posts

Abrir chat